Top

¿Sabías que los niños y niñas japoneses limpian sus aulas todos los días? Esta práctica denominada: Ōsōji seguro que te suena de haberla visto u oído, ya sea a través de los mangas o animes, o de artículos en alguna publicación online.

En Japón, el sentimiento de unidad y de grupo siempre prevalece frente al individuo. Por lo que el civismo y el saber estar con el resto es algo muy importante. Estos valores se aprenden desde muy pequeños. Limpiar las aulas, baños o servir las comidas del colegio es el primer paso para ser un buen ciudadano.

¿Qué es el Ōsōji?

El Ōsōji se puede definir como la gran limpieza profunda y exhaustiva que se realiza antes del 31 de diciembre. Esta se aplica tanto a templos, hogares, oficinas…etc. El Ōsōji pudo originarse en el período Edo (1603-1868) durante los rituales del Susu Harai o también conocido como la «limpieza del hollín». Un ritual que se realizaba el 13 de diciembre y que consistía en limpiar las casas, templos y castillos. El objetivo de este ritual era dar la bienvenida al nuevo año para que de esta manera viniese acompañado por la buena suerte.

El Susu Harai es también de origen budista pero con algunos trazos sintoístas. De esta manera mantiene preciosas leyendas que aseguran que con esta limpieza los «kami» o deidades sintoístas quedaban satisfechos y felices durante uno de los momentos más importantes del año.

También encontramos otro tipo de leyendas como las que se refieren a los «tsukumogami» o «kami herramienta». Estas aseguran que con el paso del tiempo las herramientas o enseres pueden adquirir espíritu convirtiéndose finalmente en un yōkai. Que son seres que se dedican a molestar en las casas y otros lugares. Por el bien de todos, tira tus herramientas antes de que cumplan 100 años por lo que pueda pasar ^^

Manteniendo las tradiciones

Actualmente el Susu Harai se sigue practicando aunque de manera más exclusiva en los templos budistas. En algunos casos son verdaderos eventos que reúnen a multitud de personas y turistas todos los años como es el caso de los templos «Honganji» de Kioto.

El Ōsōji como limpieza anual es ya una tradición generalizada en Japón. Es el momento perfecto para deshacernos de todo lo viejo y dejar hueco a la buena suerte, el éxito o la prosperidad en el nuevo año creando más espacio al hogar. Además, es buen momento para reparar desperfectos, pagar facturas…etc. Por lo tanto, el Ōsōji es una práctica de la limpieza con un sentido mucho más amplio.

Ōsōji en el día a día

La responsabilidad de cada individuo en Japón frente al resto es fundamental en la cultura japonesa. Por lo que la limpieza tiene que ser realmente cuidadosa en las zonas comunes y así no molestar al resto. A parte de crear un ambiente limpio y positivo, la limpieza diaria es fundamental, y además ayuda a ser mejores personas con el medio ambiente.

Tanto en colegios o en otros lugares como en el curioso caso del Mundial de fútbol de 2014. El Ōsōji es una pieza clave dentro de la sociedad japonesa ya sea como limpieza anual o como rutina diaria.

En el caso de los colegios o institutos japoneses, los alumnos son los encargados de limpiar las aulas, los baños, las zonas comunes, incluso servir las comidas a sus compañeros. Esto no quiere decir que no exista una persona encargada de la limpieza del recinto. Pero si que algunas de las tareas son llevadas a cabo por los propios alumnos.

Los alumnos o en algunos casos los profesores, son los que organizan los turnos. Algo que como ya hemos dicho, es una buena manera de respetar en primer lugar el recinto escolar y por último su aprendizaje para ser un buen ciudadano.

¿Te imaginas hacer Ōsōji en tu colegio o instituto?

post a comment