Top

Uno de los lugares que más nos sorprendió durante nuestro último viaje a Japón fue Itsukushima. También es conocida como Miyajima, cuya traducción es «Isla santuario». Históricamente siempre ha tenido una conexión espiritual realmente importante. Así, en el año 593 (período Suiko) se construyó este santuario.

Este lugar ha sido testigo de sucesos de gran importancia, como la »Itsukushima Gassen» (Batalla de Itsukushima), que tuvo lugar en el año 1555, siendo la emboscada más famosa de todo Japón. Fue en ese momento cuando Mori Motonari construyó el castillo Miyano-o, al norte de la isla, atrayendo y atacando a las fuerzas Sue Harukata y resultando victorioso. Actualmente se pueden visitar las ruinas de este castillo.

Sin embargo, el gran atractivo del lugar es su torii flotante, aunque desde ya te aseguramos que la isla guarda muchas más sorpresas.

Itsukushima es Patrimonio de la Humanidad desde 1996 y es considerada una de las tres vistas más bellas de Japón, según Hayashi Gahō. Desde aquí te aconsejamos encarecidamente que vayas en tu próximo viaje a Japón.

 

¿Qué te ofrece Miyajima?

La isla está situada en la bahía de Hiroshima y la única manera de llegar a ella es por Ferry. El precio del viaje entre Miyajimaguchi y la isla entra dentro del JR Pass. El recorrido, de unos 10 minutos de duración, te permitirá hacerte una idea de la preciosidad de isla hacia la que te diriges.

En nuestro caso esta visita la realizamos en un día,  viajando desde Kyoto, pasando por el memorial de Hiroshima y acabando la excursión en Itsukushima. No recomendamos hacer esta locura de trayecto, pues nos quedamos con las ganas de disfrutar más de la isla, de sus secretos escondidos y, en definitiva, de ver atardecer con el torii de fondo.

Pero al final cada ruta es un mundo y en nuestro caso era nuestra única manera de visitar Miyajima. A continuación te detallamos varios lugares que pudimos ver, aunque desde ya te adelantamos que hay muchos más y que seguramente con el tiempo podamos ampliar todo este artículo con más información:

Torii Flotante. La principal atracción de la isla es este precioso Torii, ubicado en plena bahía. Lo curioso es que según esté la marea puedes verlo de más o menos cerca. Aunque merece la pena poder verlo a dos pasos de distancia, también tiene su encanto contemplarlo cubierto de agua, sobre todo cuando cae la noche y se ilumina. En nuestra visita, en Junio de 2019, estaba en las primeras fases de restauración de cara a las Olimpiadas de 2020.

Santuario de Itsukushima. Este precioso santuario, situado a escasos metros del Torii flotante, está cargado de preciosos detalles. Lo bonito de este lugar es verlo con la marea alta, pues al caminar por sus pasillos mientras el agua roza el suelo, provoca la sensación de flotar en medio de la bahía. Impresionante, sin duda.

Templo Daisho-in. Un precioso conjunto de templos y figuras situado cerca del monte Misen. La gran cantidad de figuras Jizo (Deidades de los viajeros y los niños muertos) que podrás encontrar aquí y en el camino de ascenso a esta montaña, junto con la cantidad de templos y detalles de la zona, hacen del Daisho-in uno de los lugares mas mágicos de Japón.

Senjokaku y la pagoda Gojunoto. Estos dos lugares están cerca entre sí.

Por un lado la pagoda Gojunoto, que data del año 1407 (aunque en 1533 fue restaurada) y tiene una altura de 27 metros. En su interior se encontraba la deidad de la medicina, custodiada por Fugen y Monju (santos budistas), aunque las imágenes fueron trasladadas posteriormente al templo Daiganji, por lo que hoy la visita puede hacerse únicamente al exterior. Como curiosidad cabe destacar que es de las pocas pagodas de este estilo que aún siguen en pie en Japón.

En segundo lugar, el Senjokaku, que significa «Salón de las 1000 esterillas», debido a que tiene un gran espacio interior con capacidad para 1000 esterillas de tatami. Data de 1587, aunque fue en 1963 cuando se le declaró edificio de interés nacional. Como dato importante añadir que en un principio tenía la misión albergar una gran biblioteca budista, aunque finalmente no fue así y el templo se quedó a medio construir.

Calle Omotesando. Una preciosa calle comercial con el sabor, olor y ambiente auténtico de la isla de Itsukushima.

Playa de Miyajima. Cuando la marea está baja una buena opción es dar un paseo por la orilla de la playa. Pero si prefieres no mojarte los pies, siempre puedes caminar por el pequeño paseo marítimo que hay justo al lado. Además, seguro que te cruzas a más de un ciervo de los que viven por esa zona.

La ruta de Mei

Las lágrimas de Mei hoy se habían convertido en sonrisas, el sol lucía radiante y no había nubes que puedan impedir la luz. Acababa de llegar a Miyajima, su lugar favorito de todo Japón.

No dejes de visitar los lugares de la pequeña Mei y déjate llevar por la magia de Japón.

¿DÓNDE TE PUEDES ALOJAR EN ITSUKUSHIMA?

Como ya te hemos comentado, nosotros no hicimos noche aquí, algo de lo que nos arrepentimos mucho. De todas formas te vamos a recomendar 2 opciones que hemos podido investigar y que parecen tener muy buena pinta.

Ryokan Iwaso. Este fabuloso Ryokan se encuentra muy cerca del santuario de Itsukushima, y promete una estancia de lo más tranquila y tradicional.

 

Miyajima Morinoyado. Otro alojamiento tradicional, aunque esta vez un poco más lejos del santuario. Sin embargo, está muy próximo a la playa y al acuario de la isla.

¿QUÉ TE GUSTARÍA COMER EN ITSUKUSHIMA?

Momiji Manju. Es un pequeño bollito relleno de judía roja dulce, chocolate o incluso se puede ver salado con rellenos de pescado o carne. La forma exterior es de hoja de arce japonés, símbolo de la isla.

 

Bollo al vapor de carne. Estos bollos al vapor, están rellenos de carne de Hiroshima y son realmente buenos. ¡Tienes que probarlo!

Los datos de Katori & Titiro en Itsukushima

Con el tiempo ampliaremos la información de Itsukushima según vayamos visitando más y más lugares de esta maravillosa ciudad. Mientras tanto, esperamos que os haya inspirado este artículo para organizar vuestro viaje.

post a comment