Top

Roppongi puede no llamarte la atención por su poca concentración de elementos tradicionales como templos o santuarios, pero si tienes tiempo y le das una oportunidad, te podemos asegurar que Roppongi te gustará. Lo que nos gusta de esta peculiar zona de Tokyo, es que en Roppongi Hills, encontramos una pequeña ciudad dentro de la gran ciudad, donde las grandes compañías internacionales tienen su sede y sus trabajadores hacen vida en esta zona. Esto quiere decir, que en la gran mayoría de establecimientos hay mucha presencia extranjera y la animación nocturna está totalmente asegurada.

Roppongi cuenta con varias leyendas acerca de la formación de su nombre, que si bien significa «6 árboles», hay una historia sobre 6 árboles «zelkova» que delimitaban la zona y que finalmente 3 fueron talados y otros 3 fueron asesinados durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. También existe otra que cuenta la historia de 6 daimos en la era Edo, y que sus nombres eran 6 tipos de árboles, dando forma al nombre de «Roppongi». Después de la Segunda Guerra Mundial y con la siguiente ocupación del ejercito estadounidense, toda esta zona comenzó a desarrollarse al rededor del cuartel americano creando bares, restaurantes, zonas de ocio adulto y un montón de actividades que con el paso del tiempo y con las nuevas empresas internacionales, Roppongi se ha convertido en una zona de alta presencia extranjera.

¿Qué te ofrece Roppongi?

Aunque Roppongi no suele ser un destino principal en una visita a Tokyo, si que es cierto que contiene muchas joyas y lugares emblemáticos como la Torre de Tokyo. Sin duda es una zona que podría ser un buen lugar para pasear, cenar y terminar en algún bar de copas hasta que cierre.

Roppongi Hills. Inaugurado en 2003 y concebido por el magnate de la construcción Minoru Mori, esta pequeña ciudad contiene decenas de restaurantes, cafeterías, salas de cine, viviendas y en el centro de todo esto la gran torre Mori de 238 metros de altura. Esta torre presenta un mirador con una de las mejores vistas de la ciudad, y que por 1800¥ podrás subir para contemplar Tokyo desde las alturas. Suelen acompañar el mirador con alguna que otra exposición para justificar un poco mas el precio de la visita, en mi caso en 2016, tuve la suerte disfrutar de una preciosa exposición de Studio Ghibli con un Gato-Bus incluido.

Araña gigante de Louise Bourgeois. Esta escultura a primera vista es impresionante, llama la atención y es súper fotografiable desde cualquier punto de vista. Lo que le hace mas especial es que hay varias repartidas por el mundo, y sin ir mas lejos, tenemos una en Bilbao a la entrada del museo Guggenheim. También puedes encontrártela en Londres, Kansas City, Ottawa, San Petersburgo, Seúl, Des Moines, París, Boston, Washington o Buenos Aires, siendo estas cuatro últimas temporales. Pero no deja de ser una bonita manera de viajar, ¿no?

Asahi TV. Otro de los puntos divertidos de Roppongi Hills es la oportunidad de visitar la pequeña exposición de Asahi TV que tienen justo a la entrada de sus estudios. Encontrarás esculturas de sus personajes míticos infantiles cómo Doraemon o Shinchan (los que podemos conocer en España), y de otras grandes series de la cadena como Go Chan o una representación interactiva del programa de Tetsuko Kuroyanagi.

Torre de Tokyo. Una de las piezas mas icónicas de Tokyo es esta torre de telecomunicaciones de 333 metros de altura y 4000 toneladas de peso. Construida en 1958 tiene un ligero aire a la parisina Torre Eiffel salvo por el color de su estructura en blanco y naranja. Su misión es la transmisión de señal de radio y televisión, antiguamente analógica y a partir de 2011 digital. También dispone de 2 miradores por los que puedes ver la ciudad de Tokyo desde uno de sus edificios mas icónicos y famosos del mundo.

Parque Shiba. Este parque situado muy cerca de la Torre de Tokyo es otro lugar donde puedes disfrutar de un trocito de paz dentro de la bulliciosa ciudad. Aquí encontrarás también el precioso conjunto de templos  Zōjō-ji, donde está situada la tumba de 6 shogun Tokugawa. Un precioso paisaje urbano donde lo mas tradicional se enfrenta con la modernidad de la Torre de Tokyo al fondo.

La ruta de Mei

La torre de Tokio da las buenas tardes a Haruhi y, muy amablemente, le informa que Mei no ha pasado por allí, ni tampoco cerca del templo Zojo-ji.

No dejes de visitar los lugares de la pequeña Mei y déjate llevar por la magia de Japón.

¿Donde te puedes alojar?

A continuación te proponemos un par de opciones para pasar la noche en Roppongi y así disfrutar de su gran oferta en ocio nocturno al 100%

The Prince Park Tower Tokyo. Este hotel esta situado cerca de la Torre de Tokyo con la particularidad de que tiene habitaciones con unas vistas totalmente privilegiadas.

 

APA Hotel Roppongi Ekimae. Un hotel de la cadena APA que casi siempre recomendamos para estancias cortas tanto por su precio, limpieza y situación. En este caso, el hotel esta muy cerca de la estación de Roppongi y de Roppongi Hills.

¿Qué te gustaría comer?

En Roppongi vas a tener a tus disposición una gran cantidad de restaurantes ajustados a todo tipo de bolsillos y estilos. Nosotros te vamos a recomendar el restaurante al que siempre solemos ir en nuestras visitas a Tokyo:

Gonpachi Nishiazabu. Aquí es donde Quentin Tarantino se inspiró para una de las secuencias mas icónicas de «Kill Bill». A parte de este detalle, se come estupendamente bien, el ambiente es super animado y el trato es realmente insuperable. Precio un poco alto pero merece la pena de verdad.

 

Los datos de KAtori & Titiro

Con el tiempo ampliaremos la información de Roppongi según vayamos visitando más y más lugares de este maravilloso barrio. Mientras tanto, esperamos que os haya inspirado este artículo para organizar vuestro viaje.

post a comment