Top

Odaiba fue concebida para la defensa de Edo, a partir de 1853, con la creación de islas artificiales reconvertidas en baterías de cañones. En esta línea es preciso saber que »Daiba» significa eso mismo: »batería de cañones». En un principio iban a ser construidas 11 pequeñas islas, aunque finalmente vieron la luz 5.

Desde 1928 la n°3 fue abierta al público como parte del Parque Metropolitano de Daiba. Más adelante, en 1941, el puerto de Tokyo abrió también sus puertas y  dejó vía libre a los barcos que iban y venían. Todas las islas, excepto 2 de ellas, fueron eliminadas o incorporadas a las instalaciones portuarias de Shinagawa (o isla de Tennozu). Ya en 1979, el «vertedero nº 13» se unió definitivamente a la vieja batería n°3, dejando la nº6 a manos de la naturaleza.

En los 90 Odaiba tenía otros planes que resultaron un desastre con la crisis del sector inmobiliario en Japón. Se comenzó un plan de desarrollo para este lugar, con nuevas y grandes zonas residenciales y comerciales, aunque a mitad de la década se paralizó cuando el gasto superaba casi el trillón de Yenes. La gran mayoría de compañías creadas para este proyecto fueron a la bancarrota y el colapso de la burbuja financiera hizo el resto.

Con el paso del tiempo Odaiba volvió a cobrar vida e interés como zona turística y de ocio. Se edificaron hoteles, centros comerciales, centros de convenciones e incluso algunas empresas fuertes fijaron su sede aquí, como Fuji TV. Además, el transporte con la isla mejoró notablemente, al conectar este lugar con otros puntos de Tokyo.

¿Qué te ofrece Odaiba?

Esta isla esconde una gran variedad de planes que harán que pases un día realmente entretenido. Nosotros te proponemos algunos de los lugares que hemos podido visitar, aún sabiendo que hay mucho más por descubrir. ¡Tal vez puedan llegar a inspirarte!:

Rainbow Bridge. Este precioso puente conecta Odaiba con el resto de Tokyo. Dividido en 3 plataformas, el puente alberga la Ruta 11, la Ruta Prefectural Tokyo 482, la línea de tren automatizado Yurikamome y una plataforma para el tránsito de peatones. Si quieres cruzar el puente a pie puedes hacerlo sin problema dentro de los horarios establecidos y sabiendo tardarás una media de 50 minutos. Por las noches la iluminación del puente es espectacular y, como curiosidad, todas las luces son alimentadas por la energía solar que se recoge durante el día.

Fuji Tv. Puedes tener la oportunidad de visitar la sede de este canal de TV y ver cómo se realizan algunos programas de esta cadena. También tiene un precioso mirador desde el cual podrás ver el Rainbow Bridge, con Tokyo de fondo.

Imagen de «WikiArquitectura»

Gundan gigante. Dentro del centro comercial «Diver City» vas a poder encontrar tiendas de todo tipo, como en cualquier otro centro comercial al uso, pero lo que le hace diferente al resto es lo que guarda en su exterior: un Gundam a tamaño real. Si la experiencia del Gundam Café de Akihabara no te supo a nada, ya sabes dónde ir. ¡Te quedarás con la boca abierta!

Teamlab Borderless. Este museo de arte digital es impresionante y lo recomendamos al 100%. En primer lugar te aconsejamos que vayas con tiempo de sobra para disfrutar de todas las salas que tiene ya que, en algunas ocasiones, hay bastantes colas. También te sugerimos que compres las entradas con antelación en su web oficial para ir directamente.

Toyota Showroom. Cerca del Teamlab Borderless está este particular showroom de la marca nipona Toyota. Aquí puedes jugar a algunos juegos de conducción y disfrutar de la exposición de vehículos. Un lugar perfecto para dar una vuelta al salir de Teamlab.

Réplica de la Estatua de la Libertad. Muy cerca del edificio de Fuji TV se encuentra la réplica de la Estatua de la Libertad, algo que no deja de ser anecdótico cuando la ves por primera vez.

Imagen de Denis Roldán

Playa de Odaiba. Es una de las 2 playas con las que cuenta Tokyo. La curiosidad es que está prohibido bañarse en ella, aunque pueda ser apetecible con el calor del verano. Además, cerca de este singular enclave se encuentra el muelle por el que llegan y salen los barcos que hacen ruta por el río Sumida con destino Asakusa. ¡Sin duda es otra bonita forma de llegar a Odaiba!. Pero si hay algo más por lo que destaca este lugar es porque tiene uno de los mejores atardeceres de Tokyo.

La ruta de Mei

La luz de la madre de Mei, Haruhi, caía en las calles de Tokyo en busca de su pequeña hija. Que si bien buscó por todos lados, no pudo encontrar a la pequeña Mei que más tarde aparecería con lágrimas en los ojos dejando una estampa gris y lluviosa de la capital del país.

No dejes de visitar los lugares de la pequeña Mei y déjate llevar por la magia de Japón.

¿Dónde te puedes alojar en Odaiba?

Odaiba presenta una oferta de alojamiento justa y necesaria para cubrir esta zona. A continuación te proponemos un par de opciones que seguramente pueden interesarte:

Tokyo Bay Ariake Washington Hotel. Situado muy cerca del Teamlab Borderless, es una opción bastante asequible si quieres pasar la noche en esta zona.

 

Hilton Tokyo Odaiba. Sí, es un cinco estrellas, pues pertenece a la cadena Hilton. El precio asciende mucho, pero las vistas tan impresionantes a la bahía hacen que sea un alojamiento único.

 

¿Qué te gustaría comer en Odaiba?

Lotteria. Esta cadena de comida rápida japonesa te va a sorprender: en primer lugar por la calidad de la comida y en segundo por su oferta vegana, algo que a día de hoy aún no es muy común en Japón.

 

Diver City. En el mismo centro comercial donde está situado el Gundam hay una gran oferta de restaurantes de todo tipo y que seguramente encaje con tus gustos.

Los datos de Katori & Titiro en la isla de Odaiba

Con el tiempo ampliaremos la información de Odaiba según vayamos visitando más y más lugares de este maravilloso barrio. Mientras tanto, esperamos que os haya inspirado este artículo para organizar vuestro viaje.

post a comment